Presentación del OR-DVF

¿Qué es?

El Observatorio Regional por el Derecho a Vivir en Familia es una iniciativa conjunta del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN-OEA) y Aldeas Infantiles SOS Internacional para América Latina y el Caribe.

Es llevado adelante en el marco de un acuerdo de cooperación vigente entre ambas organizaciones para, mediante la investigación y la sistematización de información, visibilizar los avances, obstáculos y brechas en la garantía del derecho a vivir en familia en la región.

¿Cómo nace?

Estudios y publicaciones recientes han contribuido a visibilizar los problemas que enfrentan niñas, niños y adolescentes sin cuidado familiar o en riesgo de perderlo, llevando a incorporar el tema entre los asuntos prioritarios de la agenda de derechos de la infancia y la adolescencia.

En nuestra región, se han producido avances en la implementación de medidas que buscan garantizar el derecho de niñas, niños y adolescentes a vivir en familia: fortalecimiento de las familias de origen, trabajo con familia extensa, programas de familias de acogida y adopciones como respuesta a la separación.

Sin embargo, todavía existen grandes retos. La internación continúa siendo la medida más frecuentemente adoptada ante situaciones de ausencia de cuidados parentales y las experiencias de cuidados alternativos a ella aún se mantienen en una escala reducida.

Queda mucho por hacer en términos de prevención de la pérdida del cuidado parental, aplicación de los principios de necesidad e idoneidad de las modalidades de cuidado alternativo reconocidas por las Naciones Unidas, disminución de las prácticas institucionalizantes y construcción de entornos seguros, protectores y afectivos para todas los niños, niñas y adolescentes.

Es en este contexto que surge el Observatorio Regional por el Derecho a Vivir en Familia, buscando visualizar los avances, buenas prácticas y desafíos de los sistemas de protección de los Estados de la región en relación con este derecho.

¿Qué hace el observatorio?

  • Recaba, sistematiza y analiza información aportada por los Estados y otros actores o relevada directamente.
  • Identifica, sistematiza, extrae aprendizajes, produce conocimientos y comparte experiencias significativas de cuidados alternativos a la internación. 
  • Desarrolla estrategias comunicacionales que buscan visibilizar el problema, sensibilizar y mostrar las fortalezas de las modalidades de cuidado basadas en el derecho a vivir en familia.
  • Brinda asistencia técnica a los Estados y organizaciones que lo solicitan.
  • Forma recursos humanos especializados en los procesos de transformación del sistema de cuidados.